Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

Noticias

Trabajar en la nube para empresas

24/04/2019

Cuando hablamos de Cloud Computing y de los beneficios que aporta a las empresas, solemos centrarnos en las ventajas tecnológicas y funcionales que trae consigo esta tecnología. Pero, una vez implementada en un negocio, ¿Cómo trabaja una empresa en la nube?

Si venimos de un sector poco ligado a la innovación tecnológica, es posible que el salto a un paradigma de trabajo en la nube sea complejo. No tanto por la dificultad técnica, prácticamente inexistente, sino por el cambio de mentalidad que supone para una empresa y sus empleados empezar a trabajar con servicios de Cloud Computing.

En este sentido, vamos a arrojar luz sobre algunas de las dudas más comunes que tienen las empresas que dan el salto a la nube.

¿Qué significa trabajar en la nube para una empresa?

El uso de herramientas de Cloud Computing marca el inicio del trabajo en la nube de muchas empresas. Con o sin conocimiento de ello, muchos negocios emplean a diario aplicaciones que se ejecutan en entornos Cloud, como por ejemplo Google Drive. En estos casos, se trabaja de forma parcial en la nube, utilizando puntualmente servicios alojados en la misma.

Pero trabajar en la nube va más allá del uso de una serie de herramientas Cloud. Se requiere también un cambio de mentalidad por parte de la empresa. Normalmente, acompañado del uso de escritorios virtuales o sistemas operativos en la nube, y del almacenamiento de datos corporativos en un servicio de Cloud Computing.

¿Qué aporta trabajar en la nube a una empresa?

El cambio a un esquema de trabajo en la nube aporta numerosas ventajas a una empresa, entre ellas:

  • Información actualizada, todos los datos de la empresa estarán disponibles en su última versión.
  • Multidispositivo y ubicuidad, podremos conectarnos a nuestro escritorio de trabajo desde cualquier lugar en cualquier dispositivo.
  • Recursos ilimitados, podremos ampliar el espacio de almacenamiento o la capacidad de procesamiento en función de los requisitos del negocio.
  • Mantenimiento incluido, no tendremos que asumir el mantenimiento del servidor, que correrá a cargo de nuestro proveedor.

Tanto PYMEs como grandes empresas pueden beneficiarse del salto cualitativo que supone trabajar en la nube. Y qué mejor que contar con un partner tecnológico como beServices para llevar a cabo el proceso con todas las garantías, asegurando el éxito para tu negocio.

Últimas noticias

Solicita información

cloud backup