Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

Noticias

¿Qué debe incluir un contrato de mantenimiento informático?

17/04/2014
Las empresas, al contratar un servicio de cualquier tipo, necesitan conocer muy bien cuáles son las características del mismo. En el caso del mantenimiento informático, deben saber por ejemplo qué cobertura ofrece, qué incluye o los tiempos de asistencia del personal técnico.

Todas y cada una de las características del servicio y las condiciones deben ir correctamente especificadas en el contrato de mantenimiento informático correspondiente. Si no hemos prestado atención a dicho contrato, es fácil que contratemos un servicio que no ofrece exactamente aquello que buscábamos. Para las grandes empresas y pymes, el mantenimiento informático más contratado hoy en día es el llamado mantenimiento proactivo ya que ofrece una cobertura total de los equipos de la compañía. Este servicio reúne los tres tipos de mantenimiento informático, y garantiza siempre el mejor estado de los sistemas actuando antes, durante y después de los fallos y errores informáticos.

Las características básicas del contrato de mantenimiento informático

En el contrato de mantenimiento informático, como en cualquier contrato, se deben definir detalladamente las características del servicio. Además de la información más formal, en el contrato de mantenimiento informático deben constar como mínimo los siguientes aspectos: - Cobertura del servicio. Es decir, si incluye revisiones de hardware, actualizaciones de software, configuraciones de red… El mantenimiento informático como lo conocíamos hasta ahora, se encargaba de reparar los equipos. Actualmente, se encarga también de prevenir y evitar los errores para que los equipos y también los empleados se vean afectados lo más mínimo posible. Por este motivo debemos saber si nuestro contrato sólo incluye reparaciones, o también revisiones, actualizaciones y tareas de prevención de errores. - Revisiones. Lo más normal es que incluya revisiones periódicas de los sistemas y de cada uno de los equipos informáticos. Estas revisiones se pueden realizar de forma autómata, online o presencial, pero sea como fuere, debe estar especificado en el contrato. - Asistencia y servicio técnico. Por el caso contrario, debemos evitar los contratos de mantenimiento informático en los que no se incluyen asistencias o servicio técnico. Cuando las tareas preventivas no pueden evitar los errores, las reparaciones y asistencias son fundamentales. En este apartado también deberemos comprobar los tiempos de asistencia de los técnicos profesionales y los desplazamientos. - Bolsa de horas. Algunos contratos limitan el tiempo de asistencia a la que tenemos derecho como clientes. Pueden ser unas horas específicas por contrato o puede ser un número ilimitado. En función de las necesidades de la compañía optaremos por una u otra solución. - Compromisos y garantías. El proveedor de los servicios, mediante el contrato de mantenimiento informático debe asumir unas responsabilidades y ofrecer garantías y resultados. Es un punto importante porque servirá para conocer si el servicio realmente consigue lo que promete o es insuficiente. - Coste, facturación y duración del contrato. Información básica de cualquier contrato que define el precio de los servicios y la duración de la prestación de los mismos.

Últimas noticias

Solicita información

cloud backup