Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información

Aceptar
Volver

Migración a la nube: Aspectos a tener en cuenta.

01-04-2021
Migración a la nube: Aspectos a tener en cuenta.

Hoy en día, son muchas las empresas que valoran migrar sus servidores y aplicaciones a la nube por las mejoras que el cloud computing puede ofrecer a nivel de costes, seguridad, disponibilidad y rendimiento además de simplificar la gestión de sus infraestructura IT. No obstante, existen aspectos muy importantes a valorar antes de afrontar cualquier migración. 

Requisitos técnicos y Objetivos comerciales. 

A la hora de planificar una migración, es tan importante conocer los requisitos técnicos para migrar nuestras aplicaciones y servidores a la nube, como los objetivos comerciales y estratégicos de la compañía. De esta forma, es mucho más fácil planificar la migración, decidir dónde se ubicaran las cargas de trabajo, que tipo de servicio es más conveniente, planificar próximos pasos de mejora, etc.

Por ello, lo primero que deberíamos hacer es un catálogo de aplicaciones y del material que constituye la infraestructura a migrar, con sus dependencias. Este inventario debería realizarlo el equipo interno que ha diseñado el entorno y lo soporta día a día, pero en caso de no ser posible, desde beServices podemos ayudar en esta etapa con recomendaciones y asistencia con herramientas que puedan facilitar esta evaluación. 

El inventario debería proporcionar detalles de lo siguiente: 

  • Número de servidores, versión, tipo y sistema operativo. 
  • El grado de utilización de sus recursos de servidores, máquinas virtuales e hipervisores.
  • Dispositivos físicos de redes, firewalls y otros aparatos dedicados. 
  • Tipos de usuarios.
  • Volumetría por usuario.
  • Aplicaciones activas. 
  • Las dependencias asociadas con cada aplicación.
  • Cualquier dependencia entre aplicaciones (flujos de trabajo secuenciales)
  • Servicios que almacenan la aplicación como repositorios de fuentes o herramientas de integración contínua
  • Restricciones al nivel de redes.
  • Necesidades de alta disponibilidad y de recuperación de fallos.
  • Requisitos al nivel de seguridad.
  • Licenciamiento del software y hardware.

Qué aplicaciones se pueden migrar a la nube

Los beneficios del cloud computing son muchos, tanto en entornos de nube privada, como en soluciones de cloud pública, el impulso que esta tecnología puede dar a nuestras aplicaciones es muy beneficioso. No obstante, existen casos donde la migración podría ser técnicamente no factible o poco práctica. Para determinar si una aplicación se puede migrar a la nube es importante contestar a las siguientes preguntas. 

  • ¿Los componentes de la aplicación están virtualizados o pueden serlo ?
  • ¿Puede mi aplicación funcionar en un entorno cloud, tomando en cuenta el licenciamiento, y requisitos de seguridad, privacidad y cumplimiento ?
  • ¿Las dependencias de la aplicación (hardware, lenguaje, framework, librerías, protocolos de redes etc...) pueden ser soportadas en la nube ?

En el caso que la respuesta a una de estas preguntas sea negativa, recomendamos estudiar si sería factible sustituir la aplicación por otra que sea compatible con la infraestructura de cloud. Si esto no es posible, entonces sería mejor guardar estos componentes en su infraestructura onpremise mientras se estudia migrar otras aplicaciones. En caso de no poder responder a las preguntas, desde beServices os podríamos ayudar también en esta fase de descubrimiento. 

Planificar la ruta adecuada a la hora de migrar. 

Tal y como hemos comentado en el primer punto, es tan importante tener en cuenta las consideraciones técnicas como los objetivos comerciales de la compañía. Dependiendo de la necesidad y objetivo del proyecto, podemos diferenciar entre estos 5 tipos de migración: 

  • Migración del correo corporativo. 
  • Migración del puesto de trabajo.
  • Migración de aplicaciones. 
  • Migración del centro de datos y/o servidores físicos. 
  • Migración de entorno cloud a entorno cloud.  

Una vez conocemos el enfoque del proyecto, el destino de las cargas de trabajo también es muy importante: 

  • Nube privada
  • Nube pública
  • Nube híbrida
  • Multicloud.

Cada escenario cuenta con pros y contras, todo depende, tal y como hemos dicho desde el principio, en los requisitos técnicos y los objetivos comerciales de la empresa. En beServices, contamos con clientes de todo tipo, desde pequeñas empresas a medianas y grandes cuentas, por lo que estaremos encantados de escucharte y valorar qué solución puede ser la más beneficiosa para tu empresa. 

Suscríbete a nuestra newsletter

Seleccione todas las formas en que le gustaría recibir noticias de beServices:
Puede desuscribirse en cualquier momento haciendo clic en el enlace que aparece en el pie de página de nuestros correos electrónicos. Para obtener información sobre nuestras prácticas de privacidad, visite nuestro sitio web.

¡Contacta con nosotros!