Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

Noticias

El servidor del siglo pasado.

26/10/2015
¿Has comprado un servidor para ubicarlo en la oficina y centralizar tu información empresarial? Tíralo, has hecho una pésima compra. ¿Imaginas una oficina donde, junto a cada ordenador, en cada mesa, hubiera una máquina de escribir por si falla el PC continuar escribiendo en ella? ¿Harías uso en tu empresa de una máquina de escribir para rellenar cada albarán, factura o recibo de cobro si el servidor falla dos o tres días? Parecen dos preguntas absurdas, ¿verdad? El espacio que ocuparía, el coste de tenerla siempre a punto, los consumibles comprados por si hacen falta… hoy lo vemos totalmente innecesario, un gasto sin sentido. Pero, incomprensiblemente, a medida que la informática ha tenido más peso dentro de la gestión y administración de las empresas, se ha mantenido la misma filosofía, manteniendo dentro de la estructura empresarial elementos que ya no son necesarios en realidad. Actualmente ubicar un servidor en instalaciones inadecuadas debería considerarse tan absurdo como preservar una máquina de escribir en la oficina. La dependencia que tienen las empresas del software y documentos que se encuentran en el servidor es total, hasta el punto que, si se detienen, se detiene también buena parte de la actividad. Pero la dependencia de estos equipos no se corresponde con el nivel de seguridad que reciben.
La tranquilidad absoluta en ese escenario no la garantiza nadie.
Es habitual que el empresario siga conservando ese elemento tan fundamental para su empresa dentro de sus propias instalaciones. Son conscientes de la importancia que supone tener a buen recaudo la información y en perfecto estado de funcionamiento esa infraestructura y por ello asumen:
  • Costes de mantenimiento.
  • Costes de licenciamiento de software y sus actualizaciones.
  • Costes de adquisición y amortización de equipos.
  • Costes eléctricos.
  • Costes de gestión derivados de las copias de respaldo.
  • Riesgos de pérdida de datos por: avería, robo, incendio, vandalismo (físico o remoto), etc.

¿Una gran empresa correría riesgos ubicando su infraestructura en lugares no adecuados para ello?
En encuestas realizadas recientemente el  90% de los empresarios de pymes se oponen a externalizar los servidores y hacer uso de soluciones cloud computing por miedo al desconocimiento sobre la ubicación de los datos, el habitual "si está aquí se dónde tengo mi información". Paradójicamente son las mismas empresas que afirman utilizar correo electrónico sin saber donde tiene los servidores su ISP, o activan herramientas gratuitas de control remoto de escritorios, o comparten archivos con DropBox, o utilizan el SmartPhone para tener cuentas empresariales y app’s gratuitas a la vez.… auténticos focos de fuga de datos. ¿Para qué asumir el coste adicional que supone tener equipos tan caros a domicilio, arriesgar la seguridad de la información y asumir la preocupación sobre el buen funcionamiento de esta estructura si todo esto se puede evitar? Tener servidores ubicados en la propia empresa es ya tan poco eficaz como mantener una máquina de escribir sobre la mesa por si el resto falla. Es más, supone una atadura física al lugar de trabajo, cuando se puede trabajar de forma descentralizada con más fiabilidad y seguridad que en una red local. beCloud es un servicio de alta disponibilidad, ajustado a las necesidades de cada momento, con un sistema de pago por uso real con asistencia técnica y copias de seguridad incluido, integrado TODO en una única cuota de servicio y con ubicación física real reconocida. beCloud es la tecnología de las grandes empresas adaptado a las PYME. ¿Dónde estará mas seguro tu dinero?. ¿En casa o en un banco? Solicítanos información detallada sin compromiso. Te resultará extraño que no lo hayas hecho antes.

Últimas noticias

Solicita información

cloud backup