Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

Noticias

Viajar

19/08/2015
Aprovechando que me dan licencia para salirme del hilo argumental del resto del año y estando en Agosto, os voy a hablar de la más común (y esperada) tarea del verano: LAS VACACIONES. Que mejor experiencia al viajar que descubrir nuevos platos, nuevos sabores y hacer que nuestras vacaciones consigan el efecto deseado de desconexión y relax necesarios pero también de dejarnos sorprender por aspectos a los que quizás prestamos poca atención: las artes culinarias-gastronómicas de lugares bien cercanos.  

En mi paso por Andalucía, por ejemplo he aprendido que un "pitufo" es un bocadillo mini o tostada. Que una tostada con tomate y jamón es una "catalana". Y que al pan con tomate lo llaman "tumaca", hecho que te saca una sonrisa si eres catalano-parlante. El placer de comer unos churros o porras, recién hechos, y acto seguido replantearme el motivo, inexplicable para mi, (y hasta donde yo conozco) de por que a nadie en Barcelona se ha planteado cambiar el eterno cruisant, madalena industrial "de bolsita" o el mini de fuet por una tostada calentita, unos churros recién hechos (por supuesto se descartan los congelados) y por un importe que no supere los 2€. Seguro que triunfaría!!
Que cuando pides una cerveza, clara o el apetitoso tinto de verano te obsequian, (¡sí eso un regalo!) esas tapas GIGANTES (en Almería hasta excesivas) que con dos quedas listo!
Que el Jerez, sobretodo si se degusta en el bonito y acogedor pueblo que lleva su nombre, no es UN Jerez, sino decenas: Pedro Ximénez, el cream, el dulce, el fino, el amontillado, el oloroso… Si además tienes la suerte, como la tuve yo, de encontrarte con una camarero entendido, entonces da ese día como bien resuelto. Y el jamón ibérico? …. Bueno, casi se le podría dedicar un blog entero… reconozco que no soy una entendida del tema, pero entre el de Huelva, Madrid, Salamanca… me decanto por el de las dehesas de Extremadura. Esos paisajes que bordean las carreteras extremeñas, y que te recuerdan que a pesar de estar lejos del mar estás muy cerca de comer muy bien! Y qué hablar de nuestro vecino Portugal? Con sus entrantes de " paté de sardinhas", de atún y "queixo" ¿, y sus restaurantes donde parece que no ha pasado el tiempo, y que por ese motivo en especial, te deleitan con la comida de las abuelas, especialmente en cuanto a pescados-mariscos se refiere. Quien no ha probado una "cataplana" en el Algarbe, tiene una cita pendiente con esa preciosa región, que en cuanto a calidad de playas y turismo nada tiene que envidiar a nuestro Sur. Y tanto habría para hablar….
Lo mejor es aprovechar esas pilas recargadas para afrontar los nuevos retos, proyectos y trabajos que vendrán y de vez en cuando dejar volver al recuerdo, intentando degustar de nuevo esas ricas experiencias y por qué no, dejarse llevar por la ilusión de plantearse unas nuevas, cuanto más desconocidas, mejor!

Últimas noticias

Solicita información

cloud backup