Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

Noticias

SAAS, IAAS, PAAS: qué significan estas siglas (y su relación con el cloud computing)

07/02/2018
SAAS, IAAS, PAAS… Como en muchos sectores vinculados a la informática, los anglicismos y siglas son comunes a la hora de explicar o definir servicios y sus características. En el campo del cloud computing no escapamos a esta tendencia: el propio concepto normalmente se expresa en inglés, huyendo de su traducción al castellano (computación en la nube).

Lejos de aclararnos su significado, siglas como SAAS, IAAS o PAAS nos son desconocidas en nuestro primer contacto con el mundo del cloud computing a nivel empresarial. Hoy vamos a aportar algo de luz sobre el significado de estas letras y su relación con el cloud computing.

Algo que tienen en común tanto SAAS, IAAS y PAAS son la orientación a ofrecer un servicio a empresas mantenido en el tiempo por parte de un proveedor, lejos de otros modelos en los que un negocio adquiere una licencia de software para el uso del mismo en sus propios ordenadores o compra hardware físico. Esto implica que deberemos abonar una cuota periódica o según el uso que le debemos a nuestro proveedor de cloud computing.

SAAS

Del concepto Software As A Service en inglés, software como servicio en castellano, hace referencia al uso de una aplicación sin adquirir la misma, a través del pago de una cuota a un proveedor. Si lo vinculamos al cloud computing, encontramos ejemplos como un servicio de correo electrónico alojado en un servidor en la nube.

En este tipo de contextos, como empresa tendremos acceso únicamente al propio software sin controlar aspectos como la infraestructura del servidor. Por otro lado, nuestro proveedor deberá hacerse cargo del mantenimiento del servicio así como del alojamiento de los datos que conlleve.

IAAS

Infraestructure As A Service en inglés, infraestructura como servicio en castellano, en este caso nos hacemos con el control (casi) total de un servidor, pudiendo instalar y gestionar nuestro propio software, e incluso sistemas operativos o máquinas virtuales, a cambio de un pago periódico o por uso. Dado que todo el sistema se ejecuta en un servidor remoto, IAAS se asocia al cloud computing.

Como tenemos control sobre la infraestructura, el uso, puesta en marcha, mantenimiento y otros puntos los tendremos que gestionar nosotros mismos. Nuestro proveedor se encargará únicamente del mantenimiento de la infraestructura física.

PAAS

El último concepto, Platform As A Service en inglés, plataforma como servicio en castellano, se sitúa en un punto intermedio de los dos anteriores. Tendremos más control sobre el servicio de cloud computing que un entorno SAAS, pero sin llegar al nivel de dominio absoluto de IAAS.

Nuestro proveedor nos proporcionará algunos entornos para la ejecución o instalación de programario, como un servidor web o bases de datos, que nos facilitarán puntos que tendríamos que realizar de manera manual en un servicio IAAS.

En beServices ofrecemos servicios de Cloud Computing preparados para las necesidades de tu empresa, adaptando la tecnología a ti, y no a la inversa.

Últimas noticias

Solicita información

cloud backup