Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

Noticias

Servidor virtual: qué es y principales características

06/08/2019

Los servidores virtuales no son una tecnología especialmente nueva. Hace años que se emplean para todo tipo de aplicaciones. Pero con el auge del Cloud Computing su uso se ha extendido aún más, ya que la tecnología de la nube se combina perfectamente con la virtualización de servidores.

Con un uso cada vez más extendido, es posible que en tu negocio, tanto si se trata de una empresa ligada al sector tecnológico como si no, os hayáis planteado u os hayan ofrecido la contratación de un servidor virtual. Antes de dar el paso, conviene recabar información sobre qué es un servidor virtual y cuáles son sus características para poder decidir si se trata de un recurso necesario o no para nuestra empresa. En este artículo revisaremos estas cuestiones. Empecemos.

¿Qué es un servidor virtual?

Un servidor virtual es la simulación de un servidor físico en un entorno virtual. Esto permite ejecutar varios servidores virtuales en una máquina física.

En términos más simples, pensad, por ejemplo, que al encender vuestro ordenador podéis abrir varios navegadores web (Chrome, Firefox, Edge, Opera…). En un mismo equipo físico (el ordenador) ejecutáis varios programas (los distintos navegadores). Siguiendo este patrón y salvando las distancias, en un servidor físico podemos ejecutar varios servidores virtuales al mismo tiempo. En eso consiste la virtualización de servidores.

Características de un servidor virtual

Dado que se ejecutan en un entorno virtual, este tipo de servidores tiene unas características propias, que podemos resumir en:

  • Redundancia y ejecución en paralelo. Podemos poner en marcha varios servidores virtuales en una misma máquina. Además de un mayor aprovechamiento de los recursos, esto abre la posibilidad a la ejecución en paralelo de varios servidores, tanto para un mejor rendimiento como para contar sistemas de redundancia (en el caso de un servidor fallara).
  • Aislamiento. Si contamos con varios servidores virtuales activos en paralelo y en uno de ellos se produce un problema, no afectará a los demás. Esto es debido a que cada servidor virtual es independiente de los demás.
  • Aplicaciones variadas. Los servidores virtuales nos permiten emular todo tipo de servidores. En este sentido, podemos utilizarlos con varios objetivos, como el alojamiento de webs, el uso de herramientas empresariales o la gestión de datos, entre otros.

La versatilidad que ofrecen los servidores virtuales frente a los tradicionales servidores físicos los convierten en una solución tecnológica ideal para muchas empresas. En beServices ofrecemos servidores virtuales a través de nuestro servicio de CPD Virtual beCloud y otras soluciones.

Últimas noticias

Solicita información

cloud backup