Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

Noticias

¿Qué es el SEO Semántico? La búsqueda semántica ya es el presente.

30/12/2016
Invertimos mucho tiempo y esfuerzo para lograr tener a Google de nuestro lado y que a la hora de posicionar, haya valorado positivamente todo nuestro trabajo y nos muestre en posiciones altas, pero pasamos tanto tiempo dedicándonos a esto, que a veces perdemos de vista la imagen general: los resultados de Google se basan en un algoritmo que busca conversación. Los algoritmos pueden resolver muchos problemas, pero crear conversación es un desafío enorme. Desde sus comienzos, Google siempre trata de impulsar los resultados de las búsquedas en cuanto a la conversación natural, y un gran componente de su estrategia han sido la búsqueda semántica y los algoritmos de aprendizaje automático. ¿Qué es la búsqueda semántica de Google? La búsqueda semántica busca mejorar la precisión de la búsqueda intentando comprender la intención de un buscador a través del significado contextual de las palabras que ha introducido en el buscador. Es decir, a través de conceptos, sinónimos y algoritmos de lenguaje natural, la búsqueda semántica proporciona resultados de búsqueda más interactivos mediante la transformación de datos estructurados y no estructurados en una base de datos intuitiva y sensible. No es que el buscador se fije sólo en las palabras clave para posicionar, sino también en distintos tipos de palabras que considera parecidas. La búsqueda semántica aporta una mejor comprensión de la intención del buscador, la capacidad de extraer respuestas y ofrece resultados más personalizados. No hay un truco milagroso, sigue haciendo las cosas como hasta ahora, pero de forma más natural, es decir, en lugar de repetir la misma keyword quince veces, utiliza sinónimos, añade plurales, etc..   Una de las formas en las que la búsqueda semántica ayuda a Google es mediante la identificación de un contenido de poca calidad, que automáticamente inhabilita. Métodos como el keyword stuffing son más fáciles de identificar debido a sistemas avanzados como la indexación semántica latente (LSI). ¿Qué significa esto? Pues que Google sabe hacer correlaciones semánticas y sabe de qué estamos hablando, por lo que pilla fácilmente cualquier tipo de spam, por ejemplo. Utilizando la semántica los motores de búsqueda pueden obtener una mejor comprensión de lo que los usuarios están buscando y lo que quieren encontrar, así que ayuda a los usuarios ya que los resultados que nos aparecen son gracias a esto más útiles o más reales a lo que buscábamos.   Para los profesionales que trabajamos el SEO, entender la búsqueda semántica tiene algunos beneficios importantes. Los motores de búsqueda avanzan continuamente, Google cambia sus algoritmos cada dos por tres, y como expertos necesitamos asegurarnos de permanecer en el top del buscador.

Últimas noticias

Solicita información

cloud backup