Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

Noticias

Modelos de servicio en Cloud Computing

16/07/2019

La aparición de una nueva tecnología enfocada a un uso empresarial siempre viene acompañada de un formato de comercialización de la misma. En la informática para empresas, un escenario habitual era la adquisición de nuevos ordenadores o servidores, junto con las correspondientes licencias de software. Tanto en los casos que en los que se requería iniciar un nuevo proyecto como para modernizar los equipos de la empresa, esta situación requería de una gran inversión.

El crecimiento de la computación en la nube y de las soluciones que aporta ha traído consigo una nueva forma de consumir recursos tecnológicos en las empresas. Los modelos de servicio en Cloud Computing cambian sustancialmente frente a los escenarios tradicionales de la informática empresarial.

Dejando de lado la innovación tecnológica, el principal cambio en el consumo de servicios en la nube para empresas es la introducción del pago por uso. En lugar de realizar una inversión para adquirir hardware y software, las empresas pagan una cuota periódica en función de los recursos que consuman con la tecnología contratada.

Además, existen diferentes modelos de servicio en Cloud Computing, adaptados a las distintas necesidades y requisitos que puedan tener las empresas y usuarios que los contraten.

En este artículo vamos a analizar cómo funciona un modelo de servicio en Cloud Computing y a descubrir los diferentes tipos de modelos que existen en la oferta de soluciones en la nube para empresas.

¿Cómo funciona un modelo de servicio en Cloud Computing?

El esquema de funcionamiento de un modelo de servicio en Cloud Computing se estructura, en líneas generales, en estos componentes:

  • Proveedor. Se encargará de proveer el servicio de Cloud Computing. Esto incluye facilitar el acceso a una infraestructura y recursos tecnológicos, así como el mantenimiento de los mismos.
  • Tecnología. Dependiendo del tipo de modelo de servicio, el proveedor proporcionará un mayor o menor grado de acceso y personalización de recursos tecnológicos al consumidor.
  • Consumidor. Accederá a los recursos tecnológicos ofrecidos por el proveedor, haciendo uso de los mismos y manipulándolos.

A diferencia la informática tradicional, no contaremos con equipos físicos en nuestra empresa. Contrataremos una serie de recursos tecnológicos al proveedor de Cloud Computing, alojados en lo que se conoce comúnmente como “la nube”, y accederemos a los mismos mediante una conexión a Internet.

Tipos de modelos de servicio en Cloud Computing

Más allá de la definición de las siglas de los diferentes modelos de servicio en Cloud Computing, como ya explicamos en este artículo, vamos a describir las características y usos de cada uno de ellos.

IaaS

Las siglas IaaS (del inglés Infraestructure as a Service o Infraestructura como Servicio) hacen referencia a un modelo de servicio en Cloud Computing en el que accederemos a recursos informáticos como servidores, unidades de almacenamiento o redes.

En este modelo podremos personalizar completamente la ejecución de sistemas operativos y software.

Se trata de la opción más parecida la adquisición de hardware tradicional, con la diferencia de que contrataremos dichos recursos como servicio y físicamente no se encontrarán en nuestras instalaciones. En este sentido, desaparecen los costes de compra iniciales de los equipos y la necesidad de actualizar los mismos.

Todos los recursos que contratemos en un modelo IaaS son escalables. Esto implica que a medida que necesitemos más capacidad, tanto a nivel de almacenamiento o potencia de ejecución, podremos contratarla sin problemas.

PaaS

En un modelo PaaS (Platform as a Service o Plataforma como Servicio) dispondremos de un entorno ya preparado por parte de nuestro proveedor. Podremos configurarlo, pero estaremos restringidos a las herramientas ofrecidas por nuestro proveedor.

En este entorno, podemos personalizar la instalación y ejecución de aplicaciones. Por ejemplo, con la instalación de un CRM propio. Por el contrario, tendremos menor capacidad de personalización de recursos frente al modelo IaaS.

SaaS

En el último modelo de servicio de Cloud Computing, SaaS (Software as a Service o Software como Servicio) únicamente accederemos a aplicaciones concretas, ejecutadas en la nube.

En este sentido, podremos acceder a cualquier aplicación contratada desde cualquier dispositivo con conexión a Internet, ya sea un ordenador de sobremesa, portátil, tablet o Smartphone.

Las actualizaciones y el mantenimiento técnico de la aplicación contratada correrán a cargo del proveedor.

En función de las necesidades de nuestra empresa podremos escoger uno u otro modelo servicio de Cloud Computing. Si tenéis dudas en la elección del modelo adecuado para vuestro negocio, no dudéis en contactar con nosotros.

Últimas noticias

Solicita información

cloud backup