Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

Noticias

Las 4 fases del Inbound Marketing

06/10/2014
Las consecuencias que la web 2.0 junto con el uso de las redes sociales e Internet en su sentido más amplio han generado un sinfín de cambios en el marketing tradicional hasta tal punto que desde hace años ya se habla de una técnica distinta, el marketing de atracción o Inbound Marketing.
"La atención de nuestro potencial cliente ya no se compra. Ahora se gana."
Este concepto creado en 2009 por el fundador de Hubspot se basa en la atracción, a diferencia del marketing tradicional que se centra en la interrupción (las llamadas telefónicas tan molestas que todos conocemos, por ejemplo). En el Inbound Marketing es el consumidor el que llega al producto o servicio en Internet o las redes sociales atraído por un mensaje o contenidos de calidad y obviamente de su interés. 

¿Por qué este cambio hacia el Inbound Marketing?

Los consumidores somos cada vez más avezados a la hora de evitar que se nos interrumpa en nuestra vida cotidiana: no respondemos al teléfono si no reconocemos el número, contamos con filtros de spam cada vez más sofisticados y hacemos zapping a la mínima que aparecen los anuncios en televisión. La tecnología actual también nos ayuda a seleccionar la información que nos interesa sirviendo de puente a los medios tradicionales y evitando su publicidad indiscriminada. La clave para toda empresa es actualmente ser encontrada fácilmente en Internet utilizando toda una gama de herramientas y contenidos para atraer a nuestros clientes potenciales tanto en Google como en las redes y medios sociales. Para conseguirlo, estas son las 4 fases que deberemos seguir en el Inbound Marketing: 1. Generación de contenido. Necesitamos contar con unos contenidos de primera y realizados con conocimiento del medio online tanto a nivel multimedia como de textos informativos en formatos novedosos como e-books fácilmente descargables, videos, presentaciones... Estos contenidos han de estar segmentados y centrados en un público estratégico que habremos determinado previamente. 2. Optimización del contenido. Es esencial que nuestros clientes potenciales encuentren fácilmente nuestra oferta en Google y los demás buscadores. Siguiendo estrategias SEO y de posicionamiento en buscadores conseguiremos una mayor visibilidad en la red, atraeremos a un mayor número de visitas y nos diferenciaremos de la competencia.

"El 93% de los internautas no leen más allá de la primera página en Google cuando realizan una búsqueda."
3. Promoción del contenido. Las redes sociales entran en juego. Hay que invertir tiempo y esfuerzo en promocionar inteligentemente en las redes sociales el contenido que tanto nos ha costado generar construyendo una comunidad de clientes, admiradores y fans. 4. Conversión. Convertir ese interés que hemos conseguido en ventas u otros objetivos concretos será el fin último del Inbound Marketing. Es importante medir el Retorno de la Inversión (ROI-Return on Investment) para determinar el auténtico retorno de la inversión de nuestros esfuerzos económicos, en tiempo o en trabajo. El Inbound Marketing es la mejor oportunidad para todas aquellas empresas que tengan la dedicación y la inteligencia de generar contenidos de auténtico valor añadido para sus clientes. Y para ello es imprescindible el dejar de comportarse como un anunciante o vendedor a la antigua usanza y convertirse en un socializador y editor de contenidos. beBusiness, marketing online

Últimas noticias

Solicita información

cloud backup