-->

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información

Aceptar
Volver

Infraestructura como servicio (IaaS) : Casos de uso y beneficios para empresas.

Infraestructura como servicio (IaaS) : Casos de uso y beneficios para empresas.

¿Qué es IaaS? 

Antes de analizar los casos de uso y beneficios de una solución IaaS, recordemos brevemente qué es. La infraestructura como servicio (IaaS) es un enfoque de Cloud Computing donde un proveedor de servicios o proveedor de Cloud Computing proporciona y administra la infraestructura tecnológica como servicio (redes, almacenamiento, computación, etc.) en pago por uso y bajo una cuota mensual que puede ser fija o variable, dependiendo de la oferta del proveedor.  

El objetivo de una solución IaaS es ofrecer recursos informáticos a la empresa y que esta pueda ahorrarse la administración y mantenimiento de la infraestructura, pero con la capacidad de decidir sobre el tipo de máquinas virtuales a escoger, la capacidad de memoria o procesador,etc. El hardware existente es totalmente transparente para la empresa, que gestiona sus recursos de forma virtual.  

Dependiendo de la ubicación de la infraestructura, podemos diferenciar entre los siguientes modelos de Cloud Computing:  

  • Nube Pública: Es un modelo de implementación en la nube donde la infraestructura y los servicios informáticos de un proveedor cloud se comparten entre varias organizaciones a través de la red pública de Internet. Las principales nubes públicas son Azure, la nube pública de Microsoft, Google Cloud Platform y AWS, la nube pública de Amazon.  
  • Nube Privada: Es un modelo de implementación en la nube en el que los recursos informáticos son de propiedad reservada, y una sola organización aloja y gestiona el sistema.  
  • Nube híbrida: Es un modelo de implementación donde se combina uno o varios entornos de nube pública y nube privada, mediante la conexión de los diferentes entornos. Es una modalidad de servicio que está creciendo mucho por las ventajas que ofrecen, al poder aprovechar los beneficios particulares de cada entorno.  

Casos de uso para Infraestructura como Servicio (IaaS) 

Aunque la pandemia COVID-19 ha evidenciado la importancia de disponer de una infraestructura tecnológica ágil y escalable, son muchas las empresas que todavía no se han apoyado en su infraestructura como motor e impulsor de la transformación digital.  

Una solución IaaS ayuda a las empresas a crear entornos tecnológicos rentables, eficientes y fácilmente escalables, además de incrementar la resiliencia operativa de la empresa. Ahora analizaremos algunos de los principales casos de uso y razones por las que apostar por este tipo de solución.  

Solución de Disaster Recovery o Backup 

Una solución IaaS puede ser una muy buena opción para que la empresa cuente con soluciones de respaldo o recuperación ante desastres. Este tipo de solución nos permite tener una réplica del entorno en una ubicación externa, que en caso de que la infraestructura principal falle, esta se levantaría para dar continuidad de negocio a la empresa hasta resolver la incidencia.  

Pruebas y desarrollo de aplicaciones.  

El pago por uso y la escalabilidad de las soluciones IaaS son dos de los factores que mejor encajan en empresas de software u otro tipo, que han de realizar pruebas y desarrollos de aplicaciones.  De esta forma, nos evitamos la necesidad de adquirir hardware para cargas de trabajo temporales, que van a dificultar la amortización real del hierro.  

Alojamiento de páginas web complejas.  

Si disponemos de una página web compleja, con alto tráfico y bases de datos, disponer de una infraestructura dedicada y altamente escalable puede ser una muy buena opción para garantizar la disponibilidad de nuestro sitio web y ofrecer una buena experiencia de usuario.  

Migración de servicios críticos para la mejora del rendimiento.  

En muchas ocasiones, disponemos de alguna aplicación empresarial, que es esencial para el día a día de la empresa. En estos escenarios, una solución IaaS nos podrá dar acceso a los recursos que necesitemos en cada momento, con el objetivo de ofrecer un alto rendimiento informático.  

Análisis de datos a gran escala (Big Data) 

El análisis y procesamiento de datos requiere de una gran potencia computacional.  Las soluciones IaaS permiten a las empresas gestionar grandes cantidades de cargas de trabajo e integrar herramientas de inteligencia empresarial. En estos escenarios, lo más normal es acceder a la infraestructura hyperescalar de Google o Microsoft, ya que su potencia de computación es muy superior a cualquier infraestructura privada de cloud.  

Disminuir costes de Infraestructura IT.  

Si actualmente en tu compañía cuentas con una granja de servidores físicos, necesitas de personal IT cualificado para su administración y mantenimiento, además de realizar estimaciones a largo plazo para la compra y renovación de los mismos.  

Al pasar a un modelo IaaS, puedes centrar los esfuerzos de tu personal IT en tareas que generen valor, y no tareas de mantenimiento y actualización. Además, con el modelo de pago por uso, estarás pagando siempre por los recursos que necesitas y dispones en el momento, por lo que la inversión será mucho más eficiente y podrás reaccionar de forma mucho más ágil a posibles picos comerciales.  

Beneficios de una solución IaaS  

Mayor rendimiento y una disminución de gastos de capitalización. 

Cuando accedemos a una solución IaaS, ofrecida por un proveedor de cloud computing, como nosotros en beServices, accedes a una infraestructura más confiable, sólida y redundante de lo que se podría llegar a implementar en un entorno de oficina. Además, te ahorras los costes iniciales asociados a la compra, mantenimiento y configuración del hardware, disminuyendo los gastos de capital asociados al presupuesto de TI.  

Incremento de la seguridad.  

Los centros de datos donde se alojan las infraestructuras de los proveedores de cloud computing, cumplen con altas medidas de seguridad, que serían impensables para un entorno de oficina. Si la infraestructura que sustenta tu negocio no es segura, tu empresa está en riesgo. En nuestro caso, cumplimos con las ISO 27001 (Seguridad de la información) e ISO 20000 (Servicios de gestión y soporte TI) y nuestra infraestructura cloud se encuentra en territorio nacional, en un centro de datos TIER II+ que cumple con los estándares más altos del mercado. 

Mayor escalabilidad y flexibilidad.  

Una solución IaaS, a diferencia de la infraestructura on premise, nos permite escalar tanto hacia arriba como hacia abajo los recursos contratados según sea necesario y bajo demanda.  De esta forma, disponemos de mayor flexibilidad a la hora de ajustar nuestros recursos informáticos a los picos comerciales.  

Por qué en beServices somos tu proveedor de cloud computing 

Si necesitas migrar tus cargas de trabajo (servidores, aplicaciones, bases de datos) a un modelo IaaS para mejorar el rendimiento, la seguridad y la disponibilidad, o como una acción para reducir costes, en beServices podemos ayudarte. Nuestra infraestructura de cloud computing como servicio, está acreditada como VMware Cloud Verified, una certificación que acredita que ofrecemos la tecnología más completa que haya disponible en el mercado de infraestructura cloud basada en VMware. Si, por lo contrario, en vez de un entorno de nube privada, estás valorando hyperescalares como Google Cloud o Azure, lo podemos analizar sin problema. Contáctanos y nuestro equipo te contactará lo antes posible.  

Suscríbete a nuestra newsletter

Seleccione todas las formas en que le gustaría recibir noticias de beServices:
Puede desuscribirse en cualquier momento haciendo clic en el enlace que aparece en el pie de página de nuestros correos electrónicos. Para obtener información sobre nuestras prácticas de privacidad, visite nuestro sitio web.

¡Contacta con nosotros!