Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

Noticias

Hosting para apps

12/07/2018

En los últimos años, hemos vivido una explosión en el uso de los Smartphone y sus aplicaciones. Tanto en entornos Android como en iOS, las apps cada vez son más complejas e incorporan nuevas funcionalidades.

Los desarrolladores de aplicaciones móviles han podido seguir esta línea ascendente gracias a la evolución de las tecnologías asociadas a su actividad, entre ellas los servicios de hosting para aplicaciones.

En este escenario, el Cloud Computing ha permitido introducir muchas mejoras y funciones, facilitando la vida a los programadores de apps en muchos aspectos. Demos un repaso a las principales ventajas del hosting para apps que ofrece el Cloud Computing:

Alta Disponibilidad

Limitar el uso de una aplicación a determinadas horas por la falta de disponibilidad de nuestro servidor sería un tremendo varapalo a sus posibilidades de éxito. Además, si nuestra app se orienta un público internacional, debe estar completamente disponible las 24 horas del día. En este sentido, los servidores de Cloud Computing ofrecen un entorno de alta disponibilidad para que nuestra aplicación esté disponible en todo momento.

Escalabilidad

A medida que nuestra aplicación aumente su masa de usuarios, requerirá de más recursos de servidor para funcionar correctamente. Un hosting para apps basado en Cloud Computing cuenta entre sus funciones con la escalabilidad: la posibilidad de aumentar los recursos necesarios a nivel de servidor bajo demanda.

Pago por uso

Vinculado con el punto anterior, es posible que el uso de nuestra aplicación fluctúe en el tiempo, ya sea porque se encuentre en una etapa inicial o porqué su utilización tenga cierta estacionalidad. Con un servicio de Cloud Computing, el alojamiento de aplicaciones está vinculado al pago por uso, es decir, sólo pagaremos en función de los recursos que consuma nuestra app.

Personalización

En entornos tradicionales, los recursos disponibles para alojar una aplicación estaban limitados y, en ocasiones, predefinidos. En un entorno Cloud Computing, los desarrolladores de aplicaciones pueden personalizar la gran mayoría de los aspectos del hosting, como el tipo de bases de datos utilizado o el sistema de ficheros.

Mantenimiento incluido

Con un proveedor de Cloud Computing, el mantenimiento del servidor de apps está incluido. Esto implica aligerar la carga de trabajo de programadores y administradores, que no tendrán que destinar parte de su tiempo a tareas rutinarias, como actualizaciones o copias de seguridad.

Éstas son sólo algunas de las ventajas que ofrece un servicio de hosting para apps basado en el Cloud Computing. Tanto si una aplicación está en fase de desarrollo, acaba de lanzarse, o si ya lleva tiempo en el mercado, los servicios en la nube facilitan muchos aspectos de la programación y mantenimiento de la misma. Trabaja desde hoy en un servidor Cloud de alojamiento aplicaciones con beServices.

Últimas noticias

Solicita información

cloud backup