-->

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información

Aceptar
Volver

¿Cómo complementa el Edge Computing al Cloud Computing?

¿Cómo complementa el Edge Computing al Cloud Computing?
Aunque en muchas ocasiones se puede pensar que el Edge Computing ha llegado para eclipsar al cloud comptuing, no es realmente así. El objetivo del Edge Computing no es eclipsar al cloud, ni reemplazarlo, sino extenderlo. 

En un artículo anterior, comentábamos qué es el edge computing y hablábamos de sus ventajas y limitaciones. Hoy nos queremos centrar en cómo el edge computing complementa a la tecnología cloud.

¿Cómo se integra el Edge Computing con el cloud computing?

El Edge Computing se ha desarrollado como una subcapa de la nube, como un actor descentralizado y opertaivo con las operaciones de cloud. 
  • Entrada y agregación de datos: El Edge Computing nos permite ingestar datos de diferentes fuentes (aplicaciones, dispositivos IoT) y transportarlos a un almacén de datos cloud para su posterior procesamiento. Podemos mover datos no estructurados, desde donde se originan, a un sistema donde se pueden almacenar y analizar. 
  • Transmisión y procesamiento de información en tiempo real: el Edge Computing recolecta información de diferentes dispositivos, la procesa en tiempo real y brinda una respuesta muy rápida, con una latencia mínima para una mayor optimización y productividad.
  • Comunicación M2M (machine to machine): el Edge Computing, en el corazón de IoT, agiliza la comunicación entre todos los dispositivos entre sí ( máquiva vs máquina)  y también entre la nube y ellos a través del sistema de puerta de enlace Edge (Cloud vs máquina). 
  • Arquitectura de nube clásica: los datos se transfieren directamente a un sistema central en la nube para su procesamiento.
  • Separación y distribución de datos: a través de minicontroladores conocidos como "puertas de enlace Edge", los datos se procesan directamente de forma local, lo más cerca posible de donde se recopilan los datos. Estas pasarelas recopilan, agregan, procesan y distribuyen todos los datos provenientes de diferentes dispositivos para seleccionar solo la información que se puede procesar localmente. Para efectuar análisis más complejos, los datos se transferirán a la Nube, donde se requiera de más potencia de computación. 

El Edge Computing ¿para quién?

Donde la nube actúa sobre el sistema de información, el Edge Computing actúa sobre un aspecto más operativo. Por lo tanto, esta tecnología debe aparecer en áreas donde la baja latencia es imprescindible y donde la optimización es una gran ventaja.

Entonces, en los sistemas de seguridad, el Edge Computing parece ser omnipresente. Por ejemplo en los coches autónomos, parece menos fiable que los datos recopilados directamente de los vehículos sean procesados ​​por una nube distante. La baja latencia aquí es un problema importante. La nube se coloca en la base de datos y recibe solo los eventos detectados, mientras que el Edge Computing procesa directamente los datos para proporcionar una respuesta inmediata al dispositivo.

Otro ejemplo, el de las fábricas inteligentes, el Edge Computing es imprescindible. Las industrias productivas o logísticas del mañana no podrán prescindir de estas tecnologías que ofrecen una optimización directa de los recursos y una reacción incomparable a la recepción de un pedido.

Finalmente, el sector de la construcción podría digitalizarse aún más con el auge de esta tecnología. Desde el diagnóstico de un edificio, el estado de su fontanería, su electricidad y la recogida de datos a través de un contador, hasta la casa conectada por objetos cotidianos. El Edge Computing tiene una ventaja real sobre la nube y le permite expandirse a otras áreas.

Por lo tanto, el Edge Computing actúa como facilitador y mediador entre los dispositivos y la nube central. Permite que los datos se almacenen lo más cerca posible y consciente de sus límites, transfiere datos a la nube central que no puede administrar.  Por lo tanto, es un intermediario entre una nube central ubicada a miles de kilómetros de distancia y los dispositivos que requieren una alta capacidad de respuesta. Se posiciona como una herramienta de procesamiento, gestión y control para servir e implementar aún más la soberanía de la Nube.

Suscríbete a nuestra newsletter

Seleccione todas las formas en que le gustaría recibir noticias de beServices:
Puede desuscribirse en cualquier momento haciendo clic en el enlace que aparece en el pie de página de nuestros correos electrónicos. Para obtener información sobre nuestras prácticas de privacidad, visite nuestro sitio web.

¡Contacta con nosotros!