Volver

¿Cómo preparar un plan de Disaster Recovery?

¿Cómo preparar un plan de Disaster Recovery?

El número de ataques se han multiplicado en los últimos años. La tendencia ya era positiva antes de la pandemia y después de la misma las amenazas se han multiplicado. Para combatir esta situación y, evitar a toda costa que se produzca una interrupción de la actividad que hunda a la empresa, un Plan de Disaster Recovery es la mejor elección.

Pero, muchas compañías no cuentan con el conocimiento ni la experiencia necesarios para implementar dicho plan y tener éxito.

Si quieres alejar las amenazas de tu empresa, en beServices podemos ayudarte a aplicar un plan de recuperación ante desastres que te permita restaurar la actividad cuanto antes y seguir produciendo como si nada hubiera ocurrido.

Un Plan de DR es perfecto para todo tipo de empresas y te ayudará a combatir las principales amenazas a las que se exponen más allá de los ataques ransomware, malware, spyware, etc.

Dicho plan es una excelente herramienta para resolver interrupciones del negocio ocurridas por errores humanos, apagones energéticos, fallos del sistema, actualizaciones defectuosas, desastres naturales imprevisibles como inundaciones, terremotos o incendios y robos.

Las compañías que quieran evitar que cualquiera de estas circunstancias altere su día a día y repercuta directamente en su resultado económico, deben empezar a implementar un DR Plan.

Los principales elementos para ejecutar un Plan de Disaster Recovery

Existen diversas formas de implementar con éxito un Plan de DR. De hecho, el plan perfecto es aquel que se adapta al máximo a las propias necesidades de la empresa. Así las cosas, podemos afirmar que no hay dos DR igual, sino que cada compañía tiene que encontrar el suyo propio. No obstante, el camino para lograrlo debe contener los siguientes elementos:

1.-Dar prioridad a los recursos

Una buena forma de empezar es ordenando los recursos de software y hardware de mayor a menor impacto en el negocio. Esto hará que se recuperen primero aquellos datos críticos para el desarrollo de la empresa.

2.-Evaluar los riesgos

Cuando ya se conoce el grado de prioridad de los distintos recursos de la organización, analizar el riesgo es clave para saber el nivel de seguridad que hay y establecer la estrategia de recuperación que habrá que seguir después de sufrir un ataque.

3.-Establecer cuáles son las necesidades de retención

Fijar si se quieren conservar las copias de seguridad en un plazo largo, medio o corto.

4.-Fijar un RTO (Recovery Time Objective)

Establecer el periodo temporal que la compañía puede asumir para poner en marcha la infraestructura después de producirse una interrupción o perderse información.

5.-Definir RPO (Recovery Point Objective)

Perfilar los datos que pueden perderse sin que el funcionamiento óptimo de la empresa se vea afectado.


Cuando tengas todos estos elementos resueltos estarás en mejores condiciones de aplicar un Plan de Recuperación ante desastres.

Estar preparado es muy importante y realizar controles periódicos al plan es clave para verificar que funciona y asegurarse que cuando se produzca la incidencia, la recuperación será un éxito.

Es muy importante comprobar que todo funcione correctamente y que la configuración sea la adecuada. Una falta de revisión puede ser fatal para la continuidad de tu negocio y puede suponer un freno en el crecimiento de tu empresa.

Para asegurarte que cumples con todo lo necesario para lograr dicho plan, una buena opción es contactar con una consultora especializada. En beServices, por nuestra experiencia, trayectoria y conocimiento en el sector, somos el partner indicado para acompañarte en tu plan de contingencia.

Suscríbete a nuestra newsletter

Seleccione todas las formas en que le gustaría recibir noticias de beServices:
Puede desuscribirse en cualquier momento haciendo clic en el enlace que aparece en el pie de página de nuestros correos electrónicos. Para obtener información sobre nuestras prácticas de privacidad, visite nuestro sitio web.

¡Contacta con nosotros!