Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

Noticias

¿Cómo funciona el Cloud Computing?

12/09/2018

En la actualidad, la tecnología de Cloud Computing se utiliza en multitud de servicios y aplicaciones web, tanto en el ámbito personal como profesional. Es muy posible que, sin darte cuenta, emplees un servicio en la nube a diario. Por ejemplo, al utilizar el correo electrónico en tu Smartphone o un servicio de almacenamiento de archivos online.

Además, en los últimos años se han dado pasos de gigante para hacer que el uso de los servicios de Cloud Computing sea totalmente accesible para cualquier tipo de usuario. Como comentábamos arriba, en muchas ocasiones emplearemos aplicaciones que utilizan la nube para múltiples tareas sin que tengamos que realizar ninguna configuración.

Pero, ¿Qué hay detrás de esta tecnología? ¿Cómo es posible que nuestra información se encuentre disponible desde cualquier dispositivo? Vamos a revisar cómo funciona en esencia el Cloud Computing.

Funcionamiento del Cloud Computing

Existen 3 elementos clave para entender cómo funciona el Cloud Computing:

  • Front end: el lado “cliente”, desde el que interactuamos con los servicios de Cloud Computing, ya sea a través de un navegador web o de una aplicación específica para ello en cualquier dispositivo. En la mayoría de casos se tratará de una interfaz que nos permitirá realizar peticiones y acciones, aunque las mismas se ejecuten realmente en la nube.
  • Conexión a Internet: el canal a través del cual podremos acceder los servicios de Cloud Computing desde el Front end. En algunas ocasiones, habrá aplicaciones que nos permitan trabajar de forma offline y, cuando reestablezcamos conexión con la red, sincronizar nuestro trabajo e información con la nube.
  • Back end: el lado “servidor”, los ordenadores que ejecutan las aplicaciones y servicios de Cloud Computing y almacenan los datos. Normalmente se encuentran distribuidos en uno o varios centros de datos. Un esquema habitual es contar con un servidor central encargado de gestionar el tráfico y las peticiones entrantes, comúnmente llamado “Middleware”.

En resumen, cuando hacemos uso de un servicio de Cloud Computing, como usuarios interactuamos con el Front end (un navegador web o aplicación), que se conecta a través de Internet con el Back end, donde se procesan nuestras peticiones, se ejecutan las aplicaciones y procesos pertinentes y se da una respuesta al Front end.

¿Qué aplicaciones o usos tiene el Cloud Computing?

Existen gran variedad de soluciones de Cloud Computing, como por ejemplo:

  • Correo electrónico
  • Agendas y calendarios
  • Programas de gestión empresarial (ERP, CRM)
  • Sistemas de almacenamiento de archivos y backups
  • Herramientas de trabajo colaborativo
  • Suites de ofimática
  • Escritorios virtuales
  • E-commerce
  • Programas de gestión de stock y contabilidad

Tras el sencillo esquema de funcionamiento que hemos descrito arriba, existen aplicaciones que exprimen las capacidades de la tecnología de Cloud Computing para ofrecer completas soluciones que disfrutan de beneficios como la ubicuidad, la alta disponibilidad o la seguridad de los datos. Tanto si quieres implementar una aplicación de Cloud Computing en tu negocio, como si quieres migrar gran parte de la infraestructura tecnológica de tu empresa a la nube, desde beServices podemos ayudarte.

Últimas noticias

Solicita información

cloud backup