Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar
beServices te ayuda en teletrabajo: descubre nuestra solución de escritorio remoto aquí

Noticias

El concepto de escalabilidad en Cloud Computing

20/12/2019

Cuando hablamos de Cloud Computing y de los servicios para empresas vinculados a esta tecnología, utilizamos de forma habitual conceptos como escalabilidad, ubicuidad, alta disponibilidad o infraestructura descentralizada. Términos que no existían o que adquieren un nuevo significado con la incursión de la computación en la nube.

En este sentido, vamos a definir uno de los conceptos clave del Cloud Computing: la escalabilidad, revisando cuál su definición y qué papel juega en el funcionamiento del Cloud Computing.

¿Qué es la escalabilidad?

La escalabilidad es la capacidad de un sistema de crecer y adaptarse a las necesidades de los usuarios. Habitualmente, la escalabilidad se vincula al crecimiento los recursos de un sistema ante un incremento en la demanda de los mismos, evitando la saturación.

Por ejemplo, en un supermercado sólo hay abierta una caja para cobrar a los clientes. Ante la mayor afluencia de personas en determinadas horas del día, se abren más cajas para atender a más clientes de forma más fluida. Cuando disminuye el flujo de personas, volvemos a la situación inicial con sólo una caja abierta. Este tipo de sistema es escalable (hasta cierto punto), ya que ante una mayor demanda, hemos podido asignar más recursos para evitar la saturación del mismo.

La escalabilidad y el Cloud Computing

En la definición del Cloud Computing siempre solemos incluir el concepto de escalabilidad. Dada su estructura descentralizada, la tecnología de la computación en la nube se distribuye en diferentes nodos de una red. Cuando se requieren más recursos, se asignan más nodos a la red para cubrir esta demanda. Por ello el concepto de escalabilidad está estrechamente ligado al Cloud Computing.

De esta asociación también se derivan otras características como:

  • Adaptabilidad: un servicio de Cloud Computing debe poder responder de forma eficiente tanto a volúmenes bajos como altos de demanda.
  • Capacidad de crecer o disminuir: aunque la escalabilidad suele estar vinculada al crecimiento de los recursos de un sistema, también funciona a la inversa. Es decir, si no se requiere del uso de determinados recursos, estos pueden disminuir.
  • Para todo tipo de recursos: la escalabilidad en Cloud Computing se aplica tanto al espacio de almacenamiento, como a la capacidad de procesamiento y memoria del sistema para garantizar un determinado número de accesos concurrentes.
  • De forma puntual o sostenida: el crecimiento de un sistema puede ser puntual, ante una carga de trabajo superior un período definido, o sostenida en el tiempo.

Como veis, la escalabilidad es inherente a la tecnología del Cloud Computing. En beServices ofrecemos soluciones en la nube adaptadas a cada negocio, teniendo en cuenta los requisitos de cada empresa.

Últimas noticias

Solicita información

cloud backup