Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

Noticias

Impacto del Big Data en las empresas

06/12/2018

Big Data: uno de los conceptos de moda en los últimos meses. De la noche a la mañana, este término ha pasado a formar parte de nuestra actualidad, siendo utilizado en muchas ocasiones de forma incorrecta.

La realidad es que el Big Data ofrece a día de hoy muchos beneficios a varios actores, entre ellos, las empresas. Y no sólo es patrimonio de grandes organizaciones, sino que las PYMEs también pueden acceder a toda la información disponible.

Vamos a arrojar un poco de luz sobre este concepto, cuáles son sus principales usos, qué ventajas aporta a las empresas el Big Data y algunos ejemplos reales de su aplicación.

¿Qué es el Big Data?

El término Big Data engloba grandes conjuntos de información surgidos a partir de la recopilación que han ido haciendo las empresas, gobiernos y otras organizaciones gracias la proliferación de las nuevas tecnologías de la información y comunicación. Y la clave en esta definición es el volumen de datos: tan grande y complejo que no puede ser procesado y accedido a través de software convencional.

En este sentido, el concepto de Big Data ha ido evolucionado para pasar a definir no sólo la información en sí, sino también al acceso mediante herramientas especializadas a estos datos. De ahí que habitualmente nos lleguen noticias de cómo una empresa ha utilizado el Big Data para, por ejemplo, mejorar su oferta de productos.

Las características clave que definen el Big Data, frecuentemente conocidas como las 3 V, son:

  • Volumen: la gran cantidad de datos.
  • Variedad: la diversidad de fuentes de información, el formato en que están disponibles y la dificultad para interconectarlas.
  • Velocidad: el vertiginoso ritmo de creación, cambio y eliminación de todos estos datos.

A estos tres puntos otros referentes añaden 2 más: veracidad, la importancia de que la información consultada sea real; y valor, el hecho de que estos datos tenga una utilidad.

La posibilidad de poder sacar valor a todo este volumen ingente de datos ha abierto la puerta a que las empresas utilicen esta tecnología en aspectos como la toma de decisiones estratégicas. Veamos para qué sirve el Big Data en empresas.

El Big Data en las empresas: ¿Para qué sirve?

Como ya hemos apuntado antes, las empresas han sabido sacar partido al Big Data en varios campos de su actividad. Lo que antes era información inalcanzable o las preguntas que no se realizaban por considerarse imposibles de responder han pasado a estar disponibles para los negocios.

En este sentido, los directivos y otros cargos con acceso a todos estos datos han tenido que realizar un cambio de mentalidad para pasar a considerar el Big Data en su actividad. La toma de decisiones puede fundamentarse en información real adquirida de estos macro-datos, dejando de lado criterios arbitrarios.

El Big Data permite a las empresas observar patrones de comportamiento en su nicho de mercado para, por ejemplo, predecir la demanda de un servicio en un territorio y período concreto basándose en datos históricos. Esto conlleva, entre otras cosas, un mayor aprovechamiento de recursos y una reducción de costes.

Y el Big Data empresarial no sólo puede aportar información sobre la actividad actual de un negocio: podemos detectar nuevas oportunidades en el mercado a las que dar respuesta a través de nuevas líneas de producto o expansión a nuevos territorios.

Ejemplo reales de Big Data empresarial

Bancos, entidades educativas, administración pública, industria, medios, comunicación política… El Big Data se utiliza ya en gran variedad de sectores. Algunos ejemplos reales de la utilización del Big Data en empresas son:

  • Netflix: la plataforma hace uso del Big Data para detectar cuáles son las preferencias de sus usuarios y ofrecer sus próximos contenidos.
  • BBVA: ésta y otras entidades financieras tienen en cuenta criterios cómo el uso que hacen sus clientes de las tarjetas de crédito para ofrecerles productos financieros personalizados.
  • Carrefour: a través del análisis de los tipos de compra realizados por sus clientes o su frecuencia, la cadena de supermercados francesa adapta su oferta de productos, promociones y otros servicios.
  • NBA: los equipos de la liga norteamericana de basquetbol tienen disponible datos estadísticos de jornadas y temporadas anteriores para preparar los partidos.

¿Cómo utilizar el Big Data en mi empresa?

Ante una tecnología tan nueva y potente como el Big Data, es difícil verse abrumado y pensar que su uso está limitado a grandes multinacionales. La realidad es bien distinta: empresas de diferente envergadura puede beneficiarse del acceso a toda esta información. Y la mejor manera es contar con un partner tecnológico como beServices: ofrecemos asesoramiento y acceso nuestros clientes al Big Data para que puedan sacarle el máximo partido de cara a su negocio.

Últimas noticias

Solicita información

cloud backup