Evolución - extinción

Aunque no lo parezca es cada uno quien decide.
TAMBIÉN EN ESTO

EVOLUCIÓN – EXTINCIÓN

La seguridad que sentimos ante lo que ya conocemos proviene de la comodidad que nos proporciona la costumbre.
Puede que sea cierto.

La seguridad

Ahora bien,
a lo único que hemos de temer es al MIEDO.
Ese miedo que nos convierte en inmovilistas y que nos somete a no facilitar que las cosas cambien. Llegando incluso a pretender frenar el progreso.

A fin de cuentas, tanto DIRECTORES de departamento, como emprendedores y empresarios, vivimos en constante proceso de cambio y es por eso, que en nosotros confían a la hora de abrir nuevos caminos.

No obstante, este proceso evolutivo lleva muchos años sucediendo. Hace ya DÉCADAS que desde cualquier parte del mundo, se están utilizando recursos tecnológicos que han transformado tanto la forma de utilizar aplicaciones, como la de almacenar datos.

Hoy son DOS MIL CUATROCIENTOS MILLONES los habitantes del planeta que utilizan entre otros, servicios cloud. Sea como usuarios de gestores de correo o como integrantes de redes sociales.

Y los números crecen.

la confianza de los consumidores

En los 70’ para ser merecedor de la confianza de los consumidores, era importante tanto el número de oficinas como el de empleados que trabajaban en la empresa. En los 90’ las empresas se esforzaban por manifestar ostentación, creyendo que así mejoraban su imagen de solvencia.

Iniciado el nuevo siglo, las cosas empezaron a ser diferentes. Se valoran la polivalencia y el DINAMISMO de quienes perseveran por adaptarse a consumidores tecnológicamente más maduros.

Lo que nos conduce a una única reflexión.
Quienes no participan de lo que lleva tiempo ocurriendo ponen en peligro su propia EVOLUCIÓN.