bePro - Consultoría

Trayectoria
QUE TODOS QUEREMOS

CONSULTORÍA

Al asesorar a otros influimos en la dirección que tomarán los acontecimientos. Saber escuchar siempre fue importante pero hemos de esforzarnos por comprender todos los elementos que concurren en un mismo evento.
Hagamos las preguntas correctas.

Consultoria

Las empresas tienen su propia actividad y no tienen por qué dominar “lenguajes” de los que muchas veces se abusa en nuestro sector.

Hablar un mismo idioma no debería ser una amenaza para nadie.

Las empresas saben perfectamente cuando algo no termina de ir bien y es en esos casos cuando se nos convoca a intervenir.

Profundicemos en QUÉ LES FALTA y QUÉ LES SOBRA.
Y subrayémoslo.

Cualquiera de nosotros haría lo mismo,
Si el devenir de lo que haces te lleva a escenarios en los que no te sientes seguro, buscarás a quien ya estuvo allí.

Conociendo el camino

En nuestro caso CONOCEMOS EL CAMINO y consideramos que si hemos de hacer parte del trayecto a tu lado, mejor llevemos “el mismo paso”.

Recordemos que cuando una empresa recurre a terceros, es porque atraviesa o teme una serie de dificultades contra las que quiere anticiparse.

CONSULTORÍAS se hacen muchas en nuestra profesión. Entre ellas son siempre distintas y aunque algunas aportan notoriedad, es normal que para ti la única que valga sea LA TUYA.

La consultoría no deja de ser un ejercicio de análisis y reflexión compartida, que arroja como resultado una serie de recomendaciones que inciden sobre determinadas áreas, procesos, dispositivos y participantes, eso sí, con la finalidad de dotarte de la EFICIENCIA OPERATIVA necesaria para el conveniente gobierno de tus tecnologías.

Eficiencia operativa

Dichas recomendaciones
se transmiten de la forma adecuada y sólo a las personas designadas.

Participando en franco consenso con las distintas corrientes de opinión que normalmente cohabitan en las empresas.

Trabajamos desde varios frentes distintos pero propósito sólo puede haber uno, facilitar a Directivos y mandos intermedios la TOMA DE DECISIONES.

No deja de ser habitual, que como resultado de la reflexión colectiva a donde tanto Auditorías como Consultorías nos conducen, emerjan con carácter más o menos inmediato la puesta en marcha de PROYECTOS.

Y es entonces cuando puedes estar seguro de que las cosas han empezado a mejorar.