¿Qué hay detrás de la nube pública? Cuando la seguridad y el control no son suficientes.

Publicado por:

 

En muchas ocasiones, cuando las empresas se enfrentan a un problema de TI, una de las soluciones más socorridas es volcarse por completo en un sistema de nube pública. Lamentablemente, pocas compañías pueden recurrir a la nube pública como única o principal forma de resolver el desafío que les pueda plantear un centro de datos.

Aunque el bajo coste, la capacidad de escalabilidad y la rapidez de comercialización de la nube pública la convierten en una parte viable de la mayoría de las estrategias de TI empresariales, no es el entorno adecuado para todas las cargas de trabajo. Hay que tener en cuenta que la nube no siempre vale para todo y hay que evaluar su adecuación bajo cinco factores:

Problemas de seguridad. Sigue siendo el mayor impedimento para la adopción de la nube pública. Un 64 % de los responsables de decisiones de TI encuestados por Frost & Sullivan declara que la preocupación por un acceso no autorizado a sus datos es el motivo por el que no colocan una o más cargas de trabajo en la nube.

Problemas de satisfacción. El 61% de los responsables de decisiones de TI declaran estar preocupados porque la nube pública no ofrece suficientes garantías de satisfacción de usuarios.

Problemas de rendimiento de las aplicaciones. El 56% de los responsables de decisiones de TI declaran estar preocupados por el rendimiento de las aplicaciones como base para su decisión de mantener en sus propios centros de datos el almacenamiento y las aplicaciones más sensibles a este factor.

Compatibilidad con aplicaciones. Muchas aplicaciones heredadas complejas, como los sistemas de planificación de recursos empresariales (ERP), probablemente necesitarían una profunda recodificación para llegar a ser compatibles con la nube pública.

Coste total de propiedad. El 25% de los directores de TI declaran estar preocupados porque la iniciativa de nube no llegue a generar suficiente rentabilidad. De hecho, para determinadas cargas de trabajo, la nube pública sujeta a la fórmula de pago por uso puede plantear un coste total de propiedad superior al de un centro de datos correctamente equipado.

Ante la imposibilidad de contar con una nube pública para solucionar más allá de ciertos requerimientos específicos, la solución más adecuada pasa por mantener una combinación de las TI híbridas, con lo que se puede obtener la correcta adecuación de cargas de trabajo en sus centros de datos privados y servidores virtuales. Este modelo mixto que concibe a las TI como servicio puede suponer ventajas en costes, control y seguridad.

Uno de los sistemas pioneros en desarrollar esta nube híbrida lo ha desarrollado Hewlett Packard Enterprise con su programa HPE Flexible Capacity, que proporciona las ventajas de la nube privada manteniendo el control de la información, al mismo tiempo ofrece las ventajas de la nube pública como son la escalabilidad y unos gastos de capital reducidos.

Respecto al ahorro económico, la compañía explica que una máquina virtual entregada a través de Flexible Capacity resulta un 29% más económica debido a que el sistema gestiona y garantiza la disponibilidad de capacidad adicional para nuevos requisitos sin necesidad de gastar dinero en servidores infrautilizados.

Asimismo, este tipo de sistemas permite mayor flexibilidad ya que incluye una reserva en las previsiones de capacidad para responder a una demanda inesperada. Eso sí, aunque se haga frente a una demanda extra puntual, se realizan reuniones periódicas con los clientes para poder restablecer las previsiones de capacidad.

Tendencias del mercado

Lo cierto es que las nuevas dinámicas del mercado llevan a entender las TI como servicio pasando éste a ser un elemento principal en el entorno digital. La velocidad, la optimización de recursos y el coste de soportar los centros de datos han pasado a ser pilares claves de cara a la estrategia empresarial.

El negocio se está acelerando en todos los sentidos a medida que la economía de la información coge velocidad hacia la siguiente fase de la revolución industrial. La inmensa disrupción e innovación continua están redefiniendo la estrategia y superando a industrias de todo el mundo. Una mayor rapidez para llegar al mercado es una necesidad competitiva, y las organizaciones están bajo la presión de innovar rápidamente. En ese punto, sólo las empresas que estén en la cúspide cuando se produzca la gran disrupción verán impulsadas sus capacidades gracias a estos sistemas híbridos.

Para ayudar a comercializar sus productos y servicios rápidamente a la vez que reduce la incertidumbre, Hewlett Packard Enterprise ha introducido el servicio Flexible Capacity que proporciona acceso a una experiencia plena en la nube híbrida de manera que, mediante un modelo de pago por uso, podrá disfrutar de la liberación de recursos y otras ventajas que supone contar con la sensación de una nube pública totalmente gestionada por expertos de HPE, pero con los beneficios de una nube privada.

HPE Flexible Capacity permite a las organizaciones aprovisionar capacidad en cuestión de minutos en lugar de semanas, no sufrir nunca la temida falta de capacidad, pagar sólo por lo que realmente se utiliza, evitar los gastos previos de capital, escalar al momento y controlar la TI en sus instalaciones.

Fuente: El Economista

 

 

 

Si te ha parecido interesante este artículo,… ¡por favor!, clica COMPARTIR en las redes para que otros también lo disfruten. ¡Muchas gracias!

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPrint this page

0

¡Nos interesa mucho tu opinión!, nos gustaría que valorases el artículo. ¡Gracias!

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 Votes, Promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Añadir un comentario